Menú

Autocuidado, salud y bienestar

Cáncer de próstata: síntomas y tratamiento

El cáncer de próstata es una enfermedad relativamente común que afecta a muchos hombres alrededor del mundo, según la OMS, en Estados Unidos 13 de cada 100 hombres padecen de esta enfermedad. Por eso, hoy queremos darte información importante sobre esta afección para que identifiques señales que indiquen que es hora de consultar con un especialista.

¿Qué es el cáncer de próstata?

Próstata

El cáncer es una enfermedad que sucede cuando las células de algún órgano empiezan a crecer de manera descontrolada y maligna, es una condición generalmente muy peligrosa porque puede desplazarse a otras partes del cuerpo y afectar diferentes órganos o glándulas.

El cáncer de próstata se origina cuando las células de la próstata, una glándula que solo tienen los hombres, crecen de manera descontrolada y afectan su normal funcionamiento.

¿Quiénes son más propensos a desarrollar cáncer de próstata?

Todos los hombres son propensos a sufrir de cáncer de próstata porque es, en realidad, una afección bastante común.

Factores de riesgo para el cáncer de próstata

Hay tres factores que aumentan el riesgo de padecer cáncer de próstata:

  1. La edad: Entre más años tenga un hombre, más factible es que tenga cáncer de próstata. 

  2. La genética: Esta enfermedad, como la mayoría de los demás cánceres, tiene carácter hereditario por línea directa. 

  3. Los hábitos poco saludables: Consumir sustancias nocivas, no hacer ejercicio, alimentarse mal y beber poca agua pueden incrementar el riesgo de sufrir esta condición.

Síntomas del cáncer de próstata

Cualquiera de los síntomas a continuación se enumeran pueden ser signo de otra dolencia, pero en cualquier caso es muy importante que sean motivo de consulta inmediata, porque la única manera de tratar efectivamente el cáncer de próstata es con un diagnóstico a tiempo.

  • Dificultad para comenzar a orinar.

  • Flujo de orina débil o interrumpido.

  • Micción frecuente, especialmente por la noche.

  • Dificultad para vaciar la vejiga por completo.

  • Dolor o ardor al orinar.

  • Sangre en la orina o el semen.

  • Dolor persistente en la espalda, las caderas o la pelvis.

  • Dolor al eyacular.

¿Cómo detectar el cáncer de próstata?

Hay dos tipos de pacientes: los sintomáticos y los asintomáticos. Para el primer tipo, los síntomas los llevan a consultar. A partir de ahí empiezan los tres tipos de examen que se deben hacer: el examen de próstata con tacto rectal, la ecografía y el examen de antígeno prostático. 

Para los pacientes asintomáticos, el cáncer de próstata se detecta porque todos los hombres mayores de 45 años deberían hacerse anualmente el examen de antígeno prostático.

Después se pueden hacer otras pruebas diagnósticas, como una resonancia magnética o una biopsia, para determinar el estadío de la enfermedad y la gravedad de la misma

Examen de próstata

Es un examen que se realiza cuando el médico toca la próstata del paciente al introducir sus dedos por su ano. Es un examen que no debe doler, solo generar un poco de incomodidad. Así es como se mide si hay hiperplasia prostática, es decir, si hay un crecimiento anormal del tamaño de la próstata.

Existen muchos mitos y miedos alrededor de este examen, pero en TENA te aseguramos que no existe ninguna prueba de que este procedimiento duela. Lo máximo que puedes sentir es un poco de incomodidad, pero siempre sabiendo que es por tu salud y bienestar.

Examen de antígeno prostático

Es un examen de sangre también conocido como PSA que mide los niveles en la sangre del antígeno prostático, que es una proteína que se produce en la próstata y que aumenta sus niveles en caso de un cáncer.

¿Cuándo debo realizarme un examen de próstata?

Los hombres menores de 45 años deben hacerse este examen solamente cuando presenten algún síntoma o cuando su médico lo recomiende.

Por el contrario, es de gran importancia que los hombres mayores de 45 años se realicen el examen del antígeno prostático cada año sin falta.

Tratamiento del cáncer de próstata

Así como cada persona es diferente y cada metabolismo es diferente, cada cáncer también es diferente y no existe una sola ruta para decidir cuál es la mejor opción para el tratamiento del cáncer de próstata.

Sin embargo, sí existen unas opciones básicas que cada médico discutirá con su paciente:

  • Observación o vigilancia activa para el cáncer de próstata: consiste en hacer exámenes con mucha frecuencia y hacerle seguimiento a los síntomas para saber cómo se desarrolla naturalmente la enfermedad.

  • Cirugía para el cáncer de próstata: Es una de las opciones más comunes cuando el cáncer de próstata no ha hecho metástasis en ningún otro órgano del cuerpo. Existen varios tipos según la agresividad del tratamiento.

  • Radioterapia para el cáncer de próstata: Es cuando se ataca el cáncer con rayos de alta energía para intentar destruir o disminuir el tamaño del cáncer.

  • Crioterapia para el cáncer de próstata: Es una técnica medianamente nueva en la que se utilizan temperaturas muy bajas para congelar el cáncer y acabar con él.

  • Terapia hormonal para el cáncer de próstata: Se utiliza cuando se le dan medicamentos al paciente que hacen que se supriman todas las hormonas masculinas, llamadas andrógenos, porque ellas incrementan el crecimiento del tumor.

  • Quimioterapia para el cáncer de próstata: Son medicamentos especializados que se ponen en el torrente sanguíneo que atacan el cáncer. Existen muchísimos tipos por la gran variedad de medicamentos.

Riesgos del cáncer de próstata

Una de las características más grandes que tiene esta enfermedad, es que tiene tres posibles complicaciones que pueden afectar la calidad de vida del paciente. Son estas:

  • Incontinencia urinaria: El cáncer de próstata y sus tratamientos pueden generar incontinencia urinaria en el paciente. Dependiendo de la gravedad de la situación, se puede tratar de diferentes maneras.

  • Metástasis: Las células cancerígenas de la próstata pueden diseminarse a los órganos cercanos, como la vejiga, o desplazarse por el torrente sanguíneo a cualquier parte del cuerpo. Es posible que las metástasis aparezcan en los pulmones, en el cerebro o en los huesos. Es por esto que una detección temprana del cáncer de próstata es fundamental.

  • Disfunción eréctil: Esta es una de las complicaciones más comunes del cáncer de próstata y de sus diferentes tratamientos. Aunque no es vital, esto puede afectar la calidad de vida del paciente.

¿El cáncer de próstata tiene cura?

La cura del cáncer de próstata depende especialmente de la velocidad en la que se haga el diagnóstico. Mientras no haya metástasis, es una enfermedad que se puede tratar de maneras generalmente más efectivas.

Si tienes inquietudes sobre la próstata consulta a un Urólogo

El urólogo es la única persona que puede resolver con certeza todas las dudas e inquietudes que puedan surgir respecto a este tema del cáncer de próstata. Además, es el médico quien puede tomar decisiones pertinentes respecto al manejo de la enfermedad.

Recuerda que en este portal encontrarás mucha información sobre salud, estilo de vida y bienestar. Esperamos que hayas aprendido mucho y que no olvides la importancia de una consulta a tiempo a tu médico de confianza.

El cáncer de próstata tiene una relación directa con la incontinencia, por lo que en TENA diseñamos los mejores productos para que siempre estés protegido y cómodo. También, queremos recomendarte nuestro live sobre salud de la próstata en este enlace: https://www.tena.com.pr/academia-tena/lives/como-mantener-la-salud-de-la-prostata/

Dirigido a:

HOMBRES

Comentarios